L’Eau d’Issey Pure

Issey Miyake Issey Miyake

L’Eau d’Issey, hay una gota, sólo una gota. Distinta y preciosa. Un agua que nace y fluye apaciblemente. Un agua pura, que deriva en momentos suspendidos en el tiempo, un paréntesis de sueño y evasión, instantes de serenidad y de plenitud, más allá del tiempo.

Compartir en